20 julio, 2019

Música de Ucrania

Enlace a «Origen de los apellidos – Musicos»

El pueblo ucraniano, desde su época pagana, ha estado interconectado con la naturaleza, y de ésta ha obtenido también la música. La sopilka tallada de una rama de kalyna ha generado cuentos y leyendas muy recurrentes; la trembita de los Cárpatos es utilizada para avisar de lobos que amenazan los rebaños, invitar a una boda o simplemente para dar la hora; tambores con mechones de pelo de caballo crean sonidos especiales, danzas que imitan el movimiento de cernir, y que utilizan un arnero como instrumento; instrumentos que provienen de utensilios del hogar.

Y, siempre en este contacto con la naturaleza, las piezas eran dedicadas a deidades relacionadas con las estaciones del año; una golondrina trae buenas noticias, de bienestar, al dueño de la casa, al jefe de la familia u Hospodar, en la conocida canción de año nuevo «Shchedryk» (Щедрик), conocida por su adaptacion a «Carol of the Bells» norteamericana y convertida en Villancico. Las canciones dedicadas al nacimiento del Niño Dios se llaman Kolyadky; las dedicadas al año nuevo son Shchedryvky; las dedicadas a la preparación para la Navidad, en veladas que realizan los jóvenes, bajo el cuidado de una Hospodarka o Hospodynia, se llaman Vechornitsy; las dedicadas al pesebre son Vertepy. Y luego vienen las canciones de primavera, las de verano dedicadas a la festividad de Ivan Kupala, y muchas más, como las del Salvador o Spas.

Pero no quedó todo en la musica folclórica, pues con la llegada del cristianismo, se invitó a maestros bizantinos, que llegaron a compartir con los ucranianos sus conocimientos sobre música coral y eclesiástica, y éstos le aportaron su toque personal, creando un estilo musical totalmente único y muy representativo de la música cantada por coros.

La época de los kozakos trajo las Dumy, canciones épicas tocadas por músicos no-videntes en sus kobzy o sus bandury, que narraban las grandes hazañas de los hetmanes y otros héroes kozakos, y que incluso se convirtió en patrimonio intangible de la humanidad, en las Canciones de Kozakos de Jmelnytsky.

El tango ucraniano es magnífico, tiene sentimientos profundos, como en Ksenia hutsul, y varias otras.

Durante la época que Ucrania fue esclavizada por el régimen soviético, la música fue prohibida, pues los invasores la consideraban un peligro ya que levantaba el ánimo y el espíritu patriótico del pueblo oprimido. Los kobzary, músicos ciegos, cantaban las dumy relatando las grandes hazañas kozakas y recordaban al pueblo que se podía levantar, por eso fueron asesinados en masa (ver artículo), la bandura fue prohibida, y al ver que no la podían sacar de circulación, los soviéticos «crearon» una versión en masa. A muchas canciones se les cambio la letra, y músicos fueron reclutados, bajo amenaza, para componerle piezas musicales a las autoridades, aparentando ser piezas antiguas.

La música formal, sea clásica, romántica o, especialmente, barroca, también tuvieron magníficos compositores de origen ucraniano, que incorporaron realizando una magica fusión musical de piezas clásicas con música folclórica, como Tchaikovsky, Mykola Lysenko y muchos más.

Y no se diga en el presente, luego de la aparición de las «Estradna» o música popular a mediados del siglo XX, que ha llevado a grandes intérpretes y compositores de géneros más actuales como el pop, rock, electrónica, metal pesado, jazz, etc.


En esta sección y varias paginas enlazadas, intentamos cubrir esta extensisima rama de las artes rítmicas y sus expresiones en Ucrania, que iremos ampliando poco a poco, pues es demasiado grande.

He aquí algunos enlaces:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *